15 octubre, 2008

Día de recreativos

Bueno, nuestro tercer día en Japón ha sido original a más no poder. El lunes por la noche miramos el tiempo que iba a hacer, y vimos que había un 90% de posibilidades de que lloviera al día siguiente, así que decidimos hacer algo que no requiriera estar en la calle.

Y decidimos ir a...

Sí, como veis, es el número uno de los parques indoor de Japón :D. Y es de Sega, así que prometía :D. El asunto es que es una nave gigante, con tres plantas, y un montón de atracciones virtuales, de esas que te sientas en una especie de banco que se mueve y tienes una pantalla que te va mostrando una especie de ruta a seguir... Vamos, una pasada :D. Nos cogimos un abono para todas las atracciones por 3500 yenes (unos 20 euros), y pudimos montar en todas las que quisimos. Además, había tragaperras, diferentes máquinas recreativas normales, y algunos puestos para comer, incluyendo uno de crepes japoneses que están para morirse!!! :D. Y me eché tres partiditas a la máquina de taiko, jejejeje, una de tambores al estilo guitar hero, pero dando porrazos :).

El sitio estaba en Odaiba, una isla artificial frente a las costas de Tokyo. Están unidos por el llamado puente del arcoiris, que se ilumina de diferentes colores según la época del año. Esta isla está llena de oficinas y lugares recreativos, de sitios para pasear, de restaurantes... es como un centro financiero fuera del propio Tokyo. Cuando las empresas se quedaron sin espacio para seguir construyendo en la zona, decidieron crear un espacio de la nada, así que se curraron una isla artificial, así, como el que va a comprar... Algo que a mí personalmente me fascina es que las leyendas y demás exponen que el mar recuperará todo lo que le hayamos quitado, así que Odaiba está condenada a perecer, víctima del mayor tsunami de la historia de Japón, de la furia de las aguas :).

De todo esto no tengo fotos de este año, porque en el monorail que une Tokyo con la isla, se apalancaron unos españoles estúpidos, gafapasta y gilipollas, que nos jodieron el viaje. Básicamente haciendo el rídiculo. Damos asco, en serio, somos repugnantes... maleducados, gritones, zafios... llegamos siempre los últimos y nos ponemos siempre los primeros... Hay veces que agradezco parecer yanki, sólo para que no me puedan identificar con esa casta de cerdos asquerosos que tenemos por congéneres...

En resumen, que quitando el momento "qué asco damos y qué bien que estaríamos exterminados del mundo", el día fue de lo más genial. Hice más compritas, calcetines, un colgante para el movil, postales, etc..., nos lo pasamos genial en el centro de juegos, comimos un ramen buenísimo, y cenamos tranquilamente en casita, descansando de un día agotador :).

Edit: Se me había olvidado :P. Cuando estábamos de compras, fuimos al baño del centro comercial, que curiosamente, está más limpio que el de cualquier casa :P. Y para muestra, un botón, jejejeje. He aquí la foto del susodicho baño (atención a los mandos, que parecen del Enterprise :P).


1 comentario:

Mafalda dijo...

Yo he usado un chisme de esos, en un hotel tenían uno... joder, anda que no abusé yo de cierto chorrito con agua templada... que te deja niquelá niquelá :D

Mafalda quiere más historas!!! ^_^

Besotes! :*