31 diciembre, 2006

Nochevieja

Bueno, aquí estamos una vez más. En el momento del principio y el fin. Nunca me han gustado las Navidades, eso creo que ha quedado patente, porque me parecen un nido de hipocresía y estupidez (el espíritu navideño me saca de mis casillas). Pero la Nochevieja es distinta. No es una fecha religiosa, no es algo a lo que haya que enfrentarse con determinado espíritu. Es un momento de cambio, en el fondo. Y este año más cambio que nunca.

Con mi familia las cosas van de mal en peor. No me entienden y yo no les entiendo. Y este año, por fin, espero que sea el de mi liberación, pues así lo siento. Se que esta noche va a ser algo difícil, y mucho más mañana. Pero es un paso necesario, un momento crítico en la transformación. Al menos tendré mi primera Nochevieja de verdad, jejejeje. Nunca he salido por ahí de juerga en Nochevieja. En primer lugar, porque no quiero pagar una pasta por una fiesta atestada de gilipollas, donde me dan garrafón, y probablemente acabe en algún problema. Y segundo, porque siempre he vivido lejos de la gente con la que salía, así que tampoco tenía muchos medios de transporte para moverme donde sea.

Pero esta noche es diferente, no ceno en casa (ni siquiera voy a comer en casa), y luego vamos a casa de unos amigos. Espero que por fin sea el punto de inflexión.

Feliz Año Nuevo a todos!!!!!!

2 comentarios:

Paula dijo...

No me habías contado que pasarías la Noche Vieja por fin fuera de casa... nosotros la pasamos solos, ya sabes... para la próxima te puedes venir a vernos con Mario!

Espero que podamos hablar uno de estos días, espero que las cosas en tu casa mejoren, no digo con esto que te tengas que quedar ahí ni mucho menos, todo lo contario, pienso que es bueno que tomes las riendas de tu vida, y te lo deseo de corazón, pero... tampoco me gusta pensar que te irás y ya no querrás volver a saber de tu familia... me he complicado en explicar, pero espero sepas a lo que me refiero.

Muchos besos!

Arwen_mge dijo...

Claro que lo se, no te preocupes ;).

Y sí, cené en casa de la familia política, y la verdad es que estuvo muy bien :D.