01 enero, 2007

2007

Bueno, pues aquí estamos, tan sólo unas pocas horas después de la última vez, pero en un año diferente. Y aquí estamos de nuevo, con esperanzas, ilusiones, llenos de intriga por saber qué nos depararán estos 365 días que ahora se presentan, y por saber en qué punto del camino estaremos en año que viene por estas fechas.

Yo la verdad es que me conformo con que sea un año como el que se ha ido. He viajado a los confines del mundo, he visitado a gente que está lejos, he encontrado trabajo decente, he comenzado una nueva carrera, (espero terminar la vieja pronto, jejejeje) y, sobre todo, he disfrutado y pasado tiempo con aquellos que me importan, que en el fondo, es lo más importante.

El 2006 siempre estará en mi memoria, es el año del Gran Viaje, de descubrir otros mundos, otras gentes, otras culturas. Es el año de mi primer cumpleaños en París, de mi primera Noche-Vieja fuera de casa. En este año que se ha ido han pasado tantas cosas... Algunas también malas, por supuesto, y anoche eché de menos, fíjate qué tontería, a ese pequeñín peludo al que daba un beso todos los inicios de año desde hace 12. Y quizá aunque las cosas en mi casa vayan de mal en peor, eso también sea bueno, porque me de el empujón que necesito para empezar a volar sola, o no tan sola, y por fin llevar una vida junto a quién más me importa.

En definitiva, el año que se ha ido ha sido uno de los mejores de mi vida (si no el mejor). Pero ya se ha ido. Ahora sólo queda la esperanza, y que esa Dama Fortuna que algún amigo se ha apropiado para todo este año, nos haga un guiño a los demás de vez en cuando.

¡Feliz 2007 a todos!

2 comentarios:

Paula dijo...

Para mi tampoco fue mal año, dentro de todo, esperemos que 2007 nos traiga más de lo mismo a todos!

Besos pequeña, se te quiere y lo sabes!

Dumorix dijo...

Venga va... dejaré que la Dama Fortuna os guiñe el ojo un poco :P