03 mayo, 2007

Madrid tiene muchas salidas, elige la tuya

Este es el bonito eslogan con el que nos publicitamos como Comunidad por el mundo. Ni qué decir tiene que las bromas, chanzas y requiebros ya se han dado, y que fue la frase de guerra de cierto fin de semana metalero por allá los finales de enero. No se por qué, me he acordado a estas alturas de la frasecita de marras, pero la verdad es que cada día me sienta peor.

Mucho se habla del feminismo, de la violencia de género y de la igualdad, pero luego la Consejería de Empleo y MUJER (¿Para cuándo una consejería de Hombre, o una consejería de ancianos, o una consejería de hermafroditas?) hace uno de los anuncios más machistas que he visto en mi vida. Por que sí, el anuncio se refiere a salidas laborales, pero se nota que ellos no han tenido que sufrir el ser mujer en Madrid.

Madrid está llena de salidas, elige la tuya!!!! Ala, y todos los tíos ahí, a buscar, coño, pues yo no he encontrado la mía aún, fíjate. Claro, las muy putas se van siempre con Beckam y Ronaldo, y aquí los demás a dos velas y tal. Que sí, que son comentarios de coña, que personalmente me hacen gracia, la verdad. Pero que si el gobierno busca una política de paridad (¿paridad? ¿Alguien ha oído gilipollez mayor?), no creo que este tipo de anuncios sea lo más adecuado. Si se busca la igualdad (que no la paridad, subnormales), se deberían hacer programas realistas, olvidándonos de la estupidez, de las medias tintas, de lo políticamente correcto, y como diría mi querido Pérez Reverte, de la puntita nada más. Está muy bonito decir que se lucha por la mujer, y luego poner ese eslogan, Madrid está lleno de salidas.

Todos, y no sólo el gobierno, deberíamos dejarnos de gilipolleces. Empezando por la mujer que pide una igualdad inexistente, cuando en realidad lo que quiere es un trato prioritario, mejor sueldo trabajando menos horas, en un mejor puesto de trabajo, sin mancharse las manos ni romperse las uñas (cuando vea a una mujer que lucha por la igualdad en una mina o en una obra, entonces defenderé el feminismo). La mujer es la primera machista que hay, resaltando sus deficiencias e inferioridades (si realmente somos iguales, ¿por qué necesitamos leyes que nos protejan especialmente? ¿Por qué exigimos un trato de favor?), tratando de subir peldaños gracias a unas políticas absurdas. Hemos pasado del machismo de la mujer en casa, al hecho de tener leyes que mandan a la cárcel a un hombre por pegar a una mujer (hecho detestable donde los haya) y sin embargo castigan con multa el hecho de que una mujer pegue a un hombre. ¿Eso es igualdad? No, eso es marcar aún más las diferencias, sólo que como ahora las beneficiadas somos nosotras, callamos y disfrutamos.

Pues la verdad, a mí cada día me da más asco ser mujer. Somos rastreras, frías, mandonas, manipuladoras, y encima vamos de defensoras de nuestros derechos cuando en realidad sólo somos feminazis. Yo no quiero ser peor ni mejor que un hombre, sólo quiero que se me trate como una igual, que a mismo trabajo tenga el mismo sueldo, que mis tetas no influyan a la hora de conseguir trabajo (ni a favor ni en contra), y sobre todo lo que no quiero es un gobierno que defiende la paridad. Señores, la igualdad no es que haya 6 ministros y 6 ministras, la igualdad es que haya 12 personas que desempeñen su trabajo del mejor modo posible, sean hombres o mujeres.

Mientras haya una Consejería de la Mujer, un día de la Mujer Trabajadora y tantas estupideces como esas, yo no me podré sentir como una igual ante un hombre. Eso sí, no lo ovidéis, Madrid está lleno de salidas, elige la tuya.

2 comentarios:

Mameluco dijo...

Totalmente de acuerdo.
A mi me acusaron de machista por decir que era una tontería poner hombre y mujer, nosotros, nosotras, etc...
Comenté que deberíamos decir pulgos y pulgas, coches y cochas y así sucesivamente. las mujeres lo quereis todo y lo vais a conseguir tarde o temprano, a base de chantajes emocionales y decir que estais discriminadas.

¿Para cuando una consejería para mi Bienestar Personal?
¿Es acaso el individualismo peor que elegir bandos?
No sé, no sé...
Yo opino que la mujer y el hombre son iguales, iguales de mezquinos, de usureros, iguales de roeuñas, abrazafaroles y demás insultos que se nos puedan ocurrir.
La verdadera paridad, es el convencimiento de que ambos dos son gilipollas perdíos...
He dicho!

Arwen_mge dijo...

Más alto se puede decir, pero más claro no. Ese es el espíritu de mi entrada en el blog.