30 julio, 2008

De baja

Pues sí, estoy de baja, hoy y mañana como mínimo. Tengo una especie de lumbalgia rara en la pierna izquierda y de vez en cuando me da un dolor horrible en todo el muslo, hasta la rodilla. Así que nada, a tomar medicación y a reposar un par de días.

Por ahora me he puesto al día con las series (he terminado Bones y estoy dándole caña de nuevo a Luz de Luna), y mañana espero poder leer comics, a ver si consigo desengancharme de Internet de una vez :P. Y el viernes a ver qué me dice la doctora, aunque supongo que me dará el alta, con lo desagradable que es...

Además de esto, el finde pasado estuvimos en León, y no sólo hubo tiempo para mi investigación. El mismo viernes, después de estar todo el día de un lado para otro y comprarme dos libros increíbles (las vidrieras y el coro de la catedral), nos duchamos y nos fuimos a ver un conciertazo de... ¡¡Obus!! Sí, tal cual, los viejos rockeros nunca mueren, aunque están a punto :P. El cantante estaba al borde del abismo, ciertamente, pero los músicos eran increíbles, y el sonido, para ser unas fiestas de pueblo, brutal (ya lo habrían querido para sí los Tierra Santa en la Heineken). Tras dos horas de concierto, nos piramos, porque parecían no querer acabar nunca, llevaban como 4 bises, incluído el mítico himno borracho que dice lo de "vamos muy bien" y tal :P.

El sábado fue día de tranqui, comiendo y cenando de tapas y por la tarde, viendo pelis de tranquis en casa. Igual que el domingo, que además comimos con Juan en su casa.

En resumen, un finde genial, tranquilo y relajado, lo que no hacía pensar en el terrible dolor de pierna que me dio el lunes. Y eso sí, mi jefe va a temer cuando le diga que me voy a León, porque ya es la segunda vez que me cojo una baja después de volver :P. Qué será lo que tiene León que odio volverme a Madrid :P.

Vale, es una entrada sosa, pero no siempre se puede escribir algo medio decente. A veces tan sólo apetece escribir, sin saber muy bien qué quieres contar, sin saber si quiera si tienes algo que contar. Creo que por eso me da tanto miedo ponerme en serio a escribir, porque ¿y si no hay nada que merezca la pena contar? Pues eso, supongo que será miedo a la página en blanco, pero bueno...

Ah, sí, hay más novedades, me he comprado una Canon 450D, una monada de niña. No tengo ni idea de cómo usar una cámara reflex, pero espero que nos entendamos en seguida. Con Furi ha funcionado, ya somos uno :P. Ahora sólo hay que esperar a que me la manden, que ya hay mono. Me voy a hacer unas fotos preciosas de mis coros :).

Edit: prometo releer mis entradas una vez escritas y no volver a poner nunca algo tan cafre como "avismo". Ruego mil disculpas U_U.

1 comentario:

amor y libertad dijo...

yo no me desengancho de internet, ni quiero hacerlo, es mil veces mejor que los libros y que todo


un abrazo y ánimo con lo de la pierna