05 febrero, 2007

Galahad y Adela

Ayer, revisando viejos archivos sobre Guaranpis, encontré un montón de cosas que creía si no perdidas, al menos sí olvidadas. Y sabía que tenía que sacarlas a la luz. Empiezo por el resumen muy resumido de la historia del Papa Galahad y la Bella Adela. No es ni mucho menos el principio, pero es lo que me apetece poner hoy. Además no está redactada a modo de historia, sino que es el resumen que yo le hice a una tercera persona por msn. Espero que os guste y os traiga tan buenos recuerdos como a mí ;).

*************************************************

HISTORIA DE ADELA Y GALAHAD

Bernard de Payns y Alazais se casaron, y después se casaron Ergoth y Leonor de Aquitania, en París. Galahad padre ofició ambas bodas. A la segunda, acudieron Bernard y su amante, Adela

Allí Adela conoció a Galahad padre y se enamoraron, pero ella estaba enamorada también de su amante, Bernard.

Después, Galahad padre murió, en una guerra y apareció Galahad hijo, el que llegaría a ser Papa. Era cristiano, el escudero de Paris Lautrec, mandado allí por su padre, para servir al que siempre fue su señor.

Poco a poco, Galahad hijo empezó a escribirse con la amante de su padre, pues él le había hablado mucho de ella. Y coincidieron de nuevo en otra boda, la de Sir Hudini y Lakesis.

Y de nuevo, Adela, pecadora donde las haya, pero la mujer más maravillosa del mundo cayó rendida ante los encantos de otro Galahad, esta vez el hijo. Ambos se amaban, pero Bernard decidió disolver su matrimonio con Alazais porque se dio cuenta que estaba a punto de perder a Adela

Y así, Bernard y Adela se prometieron y Galahad desapareció de sus vidas, pero no del todo, pues seguía carteándose con ella. Y decidió seguir los pasos de su padre y dedicar su vida a Dios.

Así, llegó el momento que ella tanto esperaba, por fin Bernard se casaba con ella. ¿Y dónde? en la maravillosa ciudad de París.

Ella escribió a Galahad una larga carta, en que le contaba todo lo que sentía, incluyendo su deseo de que fuera él precisamente quien la casara. Y el monje no pudo sino aceptar, sólo por verla feliz.

Esa boda fue maravillosa, divertida, entrañable, larguísima y lo que es mejor, casi por sorpresa, Alazais y Ariakan también contrajeron matrimonio.

Pero el día que él la casó, fue el más triste de su vida.

Mas nunca hay que desesperar y Bernard abandonó prematuramente este mundo. Acudió a Galahad enfermo y destrozado sólo para que Adela no lo viera morir. Así pues Adela estaba viuda, y Galahad enamorado. Mas la entendió, y en un primer momento, no la importunó con tonterías. Sólo marchó hacia París, para apoyarla en todo lo que necesitara.

Pero pasó el tiempo, y el confesor se convirtió de nuevo en amigo, después en hombre, y, por último, en amante. Y una noche de luna llena decidieron que en ese mismo momento estaban casados, ante Dios y ante los hombres.

Y así vivieron, juntos y enamorados, hasta que la muerte los separó, por un breve espacio de tiempo. Y esos días que él pasó sin ella sobre la tierra, son los peores de su vida.

1 comentario:

Paula dijo...

Jope, que hermoso recuerdo!!! snif snif!! realmente se me ponen los pelos de punta de recordar todo esto...

Yo he perdido todos esos archivos, no me queda nada de aquellos tiempos, sólo lo que fue publicado en foros... creo que tendré que pasarme por algunos para poder recolectar información... espero poder hacer eso en algún tiempo.

Gracias por traer a mi memoria estos hermosos recuerdos!!! =D =D =D

Graciaaaaaaaaaaas!